domingo, 4 de enero de 2015

"El rey tras el cristal oscuro", Pablo Felder

Un hombre pasea, solo, dentro de la nave espacial Horizon que realiza un viaje de quince años. Un hombre que se aleja de su propia vida, cuyos recuerdos desaparecen poco a poco, sin que otros vengan a ocupar su lugar. Acompañándolo en la misión, ocho personas criogenizadas en cápsulas, ocho expertos en distintos campos científicos, ocho imágenes con las que no puede interactuar, solo observar e imaginar. Dos descubrimientos cruciales para la Humanidad rodean aquel viaje: uno sirve de partida, otro supone la meta. Un mundo que necesita respuestas, una misión eterna. Pero en la vida rutinaria del tripulante de la Horizon, una época de cambios se avecina, inexorablemente. El Protocolo de Decisión Inevitable.
Pablo Felder (2013)
Triskel Ediciones
 
Hoy traigo a mi blog la primera novela del sevillano Pablo Felder, El rey tras el cristal oscuro, obra finalista de la primera edición del Premio Guillermo de Baskerville organizado por la web Libros Prohibidos. La que sigue es la reseña escrita en caliente, justo tras dar la vuelta a la última página del libro (de forma metafórica, pues lo he leído en formato electrónico).

¿Qué pasaría si la Humanidad se viera privada de uno de los pilares fundamentales que la sustentan desde hace milenios? Bajo esta premisa Felder nos presenta a un protagonista muy especial, el hombre, vagando por el espacio sideral como centinela de la nave Horizon. Su misión: viajar al planeta Oaks.

Aunque la idea me pareció original desde el principio, cuando leí la sinopsis de la obra pensé que el autor asumía demasiados riesgos. Mantener la tensión narrativa a lo largo de más de 400 páginas cuando el único escenario es una nave espacial y el protagonista único (con matices) es el hombre, requiere de una pericia narrativa importante.
Felder presenta una situación catastrófica en la Tierra, un caos provocado tras una conferencia de un científico ruso, Alexandr Yurev, en la que informa del resultado de un estudio que cambiará para siempre el sistema de creencias del planeta. Una segunda gran noticia, que no desvelaré aquí, provoca la puesta en marcha de la Misión Arnarson, que debe llevar a la nave Horizon a Oaks en un viaje de 15 años de duración.
 
A bordo viajan el hombre, centinela de la nave, y ocho expertos de diversos campos (Antropólogo, Teólogo, Militar, Lingüista, Biólogo...), criogenizados a la espera de ser devueltos a la vida para cumplir su misión más adelante. El ordenador central de la nave, NOVA, es la única compañía efectiva del centinela y se erige también a lo largo de la trama como protagonista de la misma.

Decía al comienzo de esta reseña que uno de los mayores riesgos que ha asumido el autor al atreverse con un argumento así, es el de mantener la tensión narrativa durante más de 400 páginas en un entorno tan reducido. Una buena idea puede irse al traste si el contenido se queda corto. No es este el caso; pese a que hay momentos de cierta lentitud en el avance de la trama, son compensados con creces por los puntos álgidos de la misma.

La carga moral de la obra es importante. Felder aprovecha la soledad del protagonista (imaginad un viaje de 15 años en el que vuestra única compañía fuera la de una máquina) para recrearse en disquisiciones filosóficas de todo tipo, algunas de ellas muy interesantes. Otras en cambio creo que son excesivas, y su eliminación del texto final no hubiera supuesto menoscabo alguno para la calidad de la obra. En ocasiones, la carga de profundidad de las reflexiones del protagonista es elevada y provoca la reacción del lector, efecto sin duda deseado por el autor.

Los incisos (flashbacks) que Felder intercala con la narración de los hechos ayudan a conocer poco a poco lo ocurrido en la Tierra y da sentido a lo que sucede en la nave, aunque como no podía ser de otra forma el autor se guarda un as debajo de la manga, que llega en forma de (posible) sorpresa final.

El rey tras el cristal oscuro es una buena idea, bien escrita y bien ejecutada en su conjunto por Pablo Felder. Pese a algunos vaivenes del ritmo narrativo, lógicos por otra parte, el autor dosifica de forma correcta la información que hace llegar al lector en cada momento para que este avance a través de la trama con ganas de saber más. En definitiva, un buen debut de este joven escritor sevillano.

No hay comentarios: